Elecciones Sucias. Se vota, pero no se elige

Baje el Comunicado aquí:

Elecciones Sucias. Se vota, pero no se elige.

El régimen se ha encargado de enterrar el dilema entre votar y abstenerse.
El 6D es su nueva farsa electoral, que se une a otras como las de la constituyente del 2017 y las presidenciales del 2018.
La NO participación consciente costó caro al régimen.
Perdió legitimidad internacional.

Ahora, la usurpación va por su nuevo fraude electoral parlamentario.
Fracasará
Su fracaso es directamente proporcional al sufrimiento de millones de venezolanos.
Ya el 6D ha sido rechazado por los partidos políticos de la Asamblea Nacional, que representan a la mayoría nacional que los eligió. También ha sido condenado por la Comunidad Internacional.

Un írrito CNE, una votación sin representación proporcional, el invento de una circunscripción nacional de diputados que no existe en la Constitución, el aumento desproporcionado de legisladores de 167 a 277 y el secuestro de las directivas de los principales partidos de la mayoría nacional, son apenas algunos desmanes de este tsunami de inconstitucionalidades que es el 6D.

El último desafuero dictatorial es forzar este simulacro electoral en medio de una pandemia mundial. Para el 6D habrá, posiblemente, 11 mil casos diarios de infectados por Covid 19, según especialistas. A la fuerza, el régimen busca imponer su treta electoral, sin importarle la vida de los venezolanos.

Maduro pretende que su usurpación haga metástasis y también infecte a la Asamblea Nacional, con otros 277 usurpadores parlamentarios.  Y uno de los antídotos para combatir esta enfermedad totalitaria es el rechazo de la Comunidad Internacional que, probablemente, sancionará, individualmente, a cada uno de estos “usurpadores legislativos”, tal cual hizo con los constituyentes.

Con Maduro no hay futuro.

Con su abuso de poder, el usurpador ha evadido contarse en elecciones libres, transparentes y justas.
En el 2016, impidió el Referendo de la Enmienda para el recorte del mandato de 6 a 4 años.
Ese mismo año también secuestró el Referendo Revocatorio presidencial.
En el 2017 eliminó el Referendo Nacional para convocar la Asamblea Nacional Constituyente.
En el 2018 disfrazó de farsa, sin garantías electorales, los comicios presidenciales.
Maduro hubiese perdido cualquiera de estas contiendas electorales, de haber sido realizadas como elecciones libres, transparentes y justas, con Observación Internacional Calificada.
Cualquier elección libre que el usurpador enfrente… la va a perder.
Desde el 2016 -hace 4 años- Maduro viene huyendo de una derrota electoral y de su salida del poder.
Para triunfar, solo le queda inventar… elecciones sucias.
“Elecciones sucias” se basan en una reingeniería electoral donde la minoría siempre gana.
En Venezuela se vota, pero no se elige.

Para detallar todo lo ilegal que implica el 6D, urge leer los documentos de estas ONG:

Súmate:  Comunicado ante las numerosas violaciones a la constitución y las leyes electorales. Elecciones parlamentarias con las actuales condiciones podrían agravar el conflicto político.
Observatorio Electoral Venezolano: Boletín 45. 7 claves sobre la norma especial de las elecciones parlamentarias
Acceso a la Justicia:  10 claves sobre el sistema electoral aprobado por el irritó CNE

Los venezolanos queremos vivir en paz y reconstruir nuestras vidas.
Salir de un régimen que lleva más de dos décadas de atraso y destrucción.
Las elecciones libres y la democracia son el componente necesario de un cambio nacional.
Sin un Consejo Nacional Electoral designado como ordena la Constitución, se cierran los espacios para que los venezolanos encontremos una salida a esta tragedia.
La OEA, la Unión Europea, la Alta Comisionada para los DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto internacional, han rechazado el nuevo fraude electoral del régimen y su CNE “chimbo”. Sin un CNE confiable se obstaculiza la solución al conflicto.
Los venezolanos queremos votar.
Exigimos un CNE como manda la Constitución.

Como consecuencia, exhortamos:

Al régimen:
–       Suspender el 6D.
–       Retomar la negociación que abandonó -bajo la facilitación de Noruega- con la mira puesta en concretar un “Acuerdo Nacional” que nos garanticen nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias, que den paso a la transición hacia el progreso en Democracia.

A las fuerzas democráticas que representan a la mayoría del país en la AN:
–      Acción concreta para antes del 6D, con el objetivo de evitarlo.
–      Acción concreta para el día después del 6D, de llegar a ocurrir.
Preguntamos: ¿dónde quedan la actual AN y la Presidencia Interina después del 5 de enero del 2021, ante el bloqueo del régimen a celebrar Elecciones Libres?  Urge adelantar esta narrativa desde ahora, junto con la Comunidad Internacional.
–      Relanzar propuesta de un Acuerdo Nacional -que sustituya el 6D- con elecciones libres presidenciales y parlamentarias.
Con garantías para los vencedores, y, los vencidos.
Y que incluya en su contenido:
* Ley de Amnistía, aprobada en la actual gestión legislativa en el 2019.
* Lo avanzado en la negociación de Noruega.
* Propuesta “Marco de la Transición Democrática” de USA, con detalles más concretos en cuanto a la eliminación de sanciones por etapas.
* Propuesta“Gobierno de Emergencia”, que nos llevaría a elecciones libres.

 A la Comunidad Internacional:

–       Incrementar el apoyo y la asistencia para la definitiva concreción del “Acuerdo Nacional”, con garantías de Justicia Transicional para los integrantes del régimen.

A la mayoría de los venezolanos que queremos “cambio”: 
–       Todos somos “ciudadanos activos”.
Llevamos 21 años de resistencia ante el modelo cubano que buscan implantar.
La mayoría nacional sufre, pero no se rinde.
Nos toca seguir defendiendo nuestros derechos, y hacerlo de una manera que evada la represión del régimen y su maridaje perverso con sus paramilitares, mal llamados   “colectivos”.
El derecho a la protesta es constitucional.
“Protestar no es delito”, incluso bajo el asedio de una pandemia.
A diario ocurren protestas a lo largo del país.
Mas de 4 mil en lo que va de año. Equivalen a 25 protestas diarias.
Con censura, desinformación y represión el régimen evita su divulgación.
Este Informe del Observatorio de Conflictividad muestra la realidad.
El objetivo del régimen es sembrar desesperanza, sumisión y miedo ante su supuesta         invencibilidad. Contra eso…mas organización, mas acciones y más esperanza.
Toca reinventarse para esta nueva etapa de “resistencia”.
Existen muchas formas de protestar sin el peligro de propagar la pandemia,
y de manera no violenta y constitucional.

“En la unión está la fuerza”.
Unión no es unanimidad.
Unión es esto: https://bit.ly/3aNSbrq

Venezuela 22 de agosto de 2020



Categorías:Documentos, Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: